Christian Felber y la Economía del Bien Común

Christian Felber y la Economía del Bien Común

Este martes 15 de diciembre, tuve la oportunidad de asistir a la conferencia sobre la Economía del Bien Común (Economy for the Common Good) por parte de Christian Felber, filólogo, escritor y divulgador en materia de economía; quien fue invitado por la Universidad de La Laguna con el propósito de dar a conocer su novedosa teoría económica que busca convertirse en una alternativa al modelo capitalista vigente. La verdad que tanto el público asistente como el mismo invitado, sintieron que las poco más de 2 horas que duró la conferencia se hicieron demasiado cortas para explicar en detalle el proyecto y sobre todo, poder debatir acerca de esta nueva propuesta que ya tiene un gran seguimiento internacional, pese a haberse formulado hace apenas cinco años.

Christian Felber y la Economía del Bien Común

 

Pero, ¿Qué es la Economía del Bien Común?

La teoría de la Economía del Bien Común tiene su orígen en un enfoque holístico, es decir, tiene en cuenta la totalidad de los aspectos que infieren directa e indirectamente en la economía, frente a las concepciones académicas actuales que, en opinión de Felber, tienden a que se especialicen tanto que acaben encerrados en sí mismos y desconectados de los demás. “La ciencia económica es un ejemplo de esa fragmentación progresiva. Me permito criticar su ortodoxia clásica porque se está separando de sus múltiples contextos”.

Felber empezó su presentación citando numerosas encuestas en las cuales se demuestra que la ciudadanía siente que el modelo económico actual no está sirviendo a la sociedad en su conjunto ni al planeta como entorno. Comparto la opinión de que es necesario un cambio de sistema porque la actual crisis económica no es coyuntural, sino estructural. Si citamos a reconocidos economistas de renombre internacional, nos damos cuenta que la sensación es la misma.

Para Felber, el problema principal es que el dinero se está convirtiendo en el fin de la propia economía, cuando debería ser lograr el bien común, algo que otro experto como Jacques Fresco (Proyecto Venus) ha tratado en su teoría de la Economía Basada en Recursos (EBR) aunque de manera más radical, ya que este modelo tiene como principal característica la eliminación del dinero como factor dinamizador de la economía. En este caso, Felber se basa en los textos constitucionales: en la gran mayoría de ellos, hay referencias explícitas a que la actividad financiera debe servir a la sociedad. Por ejemplo, el artículo 128 de la Carta Magna española habla explícitamente de una “economía subordinada al interés general”. En este punto, Felber puntualizó: “Esto no quiere decir que el capital sea algo malo, sólo quiere decir que el dinero no debe ser el objetivo, sino el medio”.

Christian Felber y la Economía del Bien Común

 

Y ¿Cómo funciona?

Felber critica que en la actualidad el éxito económico se mide con parámetros que solamente consideran lo crematístico (dinero): el PIB en un Estado, el beneficio financiero en la empresa y la rentabilidad en una inversión. Además señala que en todos los ámbitos de la vida, la ciudadanía ha aceptado someterse a normas para lograr la convivencia. La excepción es el mercado, que parece inmune a todo intento de regulación en beneficio de la sociedad. A su juicio, las empresa también podrían aceptar estos cambios si se incentiva a las que aboguen por el bien común y se penaliza a las que no lo hagan mediante diferentes mecanismos, como la subida de impuestos o la falta de acceso a los concursos públicos.

Para ello, propone ajustar la metodología y que, por ejemplo, en vez del PIB, se mida lo que él llama el “Producto del Bien Común”. “A los mercados libres y a las empresas es necesario agregarle la medición de valores como la dignidad humana, solidaridad, sostenibilidad ecológica, justicia social, participación democrática y transparencia”. También mencionó la idea de fomentar la creación de “Bancos del Bien Común”, los cuales antes de hacer el examen de la viabilidad financiera de un proyecto, deben realizar una evaluación ética. “Con la financiera solamente se mide si ese proyecto da más recursos económicos que los invertidos Eso es interesante, pero más aún lo es saber si el proyecto tendrá un efecto social, ecológico o cultural mayor o menor. Sólo si la evaluación ética no es negativa es cuando se pasa a la financiera” señaló.

Christian Felber y la Economía del Bien Común

 

¿Es viable?

Antes de  finalizar su intervención, Felber indicó que ya existen empresas, ayuntamientos e incluso regiones de algunos países europeos que se han adaptado a este modelo con total éxito. Incluso en Canarias ya tenemos ejemplo de este tipo de empresas como Oceanográfica. Gracias a la participación de su creador, Arturo Moira pudimos conocer sus experiencia desde que la empresa decidió adoptar este modelo de negocios.

A %d blogueros les gusta esto: