Elimina expresiones negativas de tu vocabulario

Elimina expresiones negativas de tu vocabulario

Las emociones positivas aumentan nuestra probabilidad de éxito en la vida. Evita aquellas expresiones que crean barreras en vez de ayudar a superarlas. Las palabras impactan. Te afectan. Te hacen reflexionar, opinar, dudar y pueden cambiarlo todo. La gran mayoría de nosotros subestima el poder de lo escrito y dicho.

Elimina expresiones negativas de tu vocabulario

Existen muchas expresiones tóxicas que te impiden ser la persona que quisieras ser. En muchos casos no nos damos cuenta. He aquí algunas de ellas:

1. “Es interesante”: durante mi doctorado había un profesor en nuestro departamento al que le sacaba de quicio si utilizabas la palabra “interesante” en una frase. Si lo piensas un poco te das cuenta que el hombre tiene razón. En realidad se trata de una palabra vacía que utilizas cuando no sabes decir nada positivo. No es tóxica como las demás pero tampoco aporta nada. Desde entonces evito la palabra “interesante” en redes sociales y conversaciones haciendo el esfuerzo de dar un feedback más detallado.

2. “Lo he intentado”: siempre cuando escucho la frase “por lo menos lo he/ha intentado” se me ponen los pelos de punta. El uso de esta palabra implica el fracaso. Intentar es asumir que no lo vas a conseguir. ¿Has escuchado que el éxito empieza en tu cabeza? No lo intentes, simplemente hazlo. Si no sale a la primera repite y hazlo otra vez pero no te limites nunca a simplemente intentarlo.

3. “No puedo”: vale, pues ríndete. La vida es injusta y a ti te está tratando especialmente mal. Hay que mover el culo. ¿Y sabes qué? Las cosas cuestan. Nada es fácil en esta vida porque si fuese así ya tendrías tu Ferrari, el chalet en la playa y tu loft en Nueva York. ¿Te mereces todo eso y mucho más? Pues demuéstralo y deja de quejarte siempre cuando notas que el esfuerzo supone dolor.

4. “No tengo tiempo”: ni yo tampoco para las cosas que no me interesan. Hace un par de días me lo recordó mi madre. “Tienes tiempo para lo que quieres”. Eso es la realidad. En la vida no falta el tiempo sino las prioridades. Asume que no puedes hacerlo todo en la vida. Es el primer paso para ser más feliz. No digas que no tienes tiempo cuando en realidad no quieres realizar el “esfuerzo” que supone hacer deporte, quedar con amigos, perder peso, aprender un idioma, etc.

5. “Ya te lo dije”: ¿y ahora qué? ¿Eres el hombre o mujer más listo/a que sabía que las cosas no iban a salir tal como planificadas? Enhorabuena. Lo último que una persona quiere escuchar en un momento difícil de su vida es esa frase porque ya lo sabe. Es como darle una patada a alguien que ya está en el suelo. El pasado, es el pasado. Esas cosas ya no se pueden cambiar. Aporta una visión del futuro si quieres ayudar a una persona cercana de ti.

6. “Eso es culpa de…”: ¿de quién? ¿De tu madre, hermano, amigo, vecino, profesor, jefe, etc.? Claro, nunca es culpa tuya. Aunque fuese así no te sirve de nada de apuntar con el dedo hacia alguien. Tú eres el principal responsable de tu vida. Si las cosas no te salen es tu culpa. ¿Has fracasado 10 veces? ¿Y qué? Probablemente toque buscar las razones detrás en ti para poder avanzar.

7. “No sé lo que hacer”: ni yo tampoco. No busques protección detrás de esta expresión para que alguien llegue y te salve. En la vida lo más importante es seguir andando por el camino. No te pares nunca porque tienes que tomar una decisión difícil en tu vida. Un cantante alemán (Herbert Grönemeyer) tiene una canción (“Bleibt alles anders”) en la que utiliza la frase “Stillstand ist der Tod”. Se podría traducir con “pararse es morir”. Para ser feliz hay que tomar decisiones que permitan avanzar aunque al principio sean dolorosas.

La palabra es un arma muy potente. Lo puede cambiar todo. Ciertas expresiones son veneno para el estado de ánimo. Hay que librarse de las emociones negativas y centrarse en las positivas aunque haya situaciones en la vida que lo hagan muy difícil.

¿Cuáles son tus expresiones tóxicas que has aprendido evitar para seguir adelante?

Publicado por Carlos Bravo.

A %d blogueros les gusta esto: