Quién no quiere ser Rey de las Redes Sociales

Quién no quiere ser Rey de las Redes Sociales

Tratar de sobresalir en social media definitivamente no tiene que ver con que uses Twitter, Facebook, Youtube, Instagram o la última y definitiva herramienta de analítica o tengas instalado un social CRM en tu compañía. No son las plataformas, ni las herramientas. Tiene más que ver con saber jugar las ventajas que social media coloca a tu alcance.

Quién no quiere ser Rey de las Redes Sociales

He leído unos cuantos consejos de colegas en sus blogs y he sacado escogido algunos de ellos porque me parecen fundamentales a la hora de crear hitos en social media:

1. Evita complacer a los extraños. Es una estupidez. Son infinitos, vienen con la historia en su cabeza y no saben nada de ti, más que lo que hayan podido encontrar o el feedback de otra persona. No te conocen y por lo tanto no confían en ti, son difíciles de encantar y nadie te asegura un resultado positivo. Trabaja en lo opuesto.

2. Contacto no es atención, para eso necesitas conexión. Que puedas llegar a contactar con alguien no significa que hayas ganado el derecho a demandar el interés de esa persona. Si no aportas nada que sirva para que exista un retorno para las dos partes, no te molestes.

3. Tienes que ser más abierto. Tanto en tu lenguaje como en el contenido que expresas. Cuanto más te expones y te desnudas ante tu audiencia o comunidad, más vinculación emocional positiva causas. Es mejor ser un héroe que un dios, la comunidad no entiende de dioses.

4. Permanece ciego a las métricas que no te importen. Todo el mundo habla de métricas y todos parecen tener la solución pero lo cierto es que rara vez una métrica aplica de un negocio al otro al 100%, siempre varían dependiendo de los objetivos, recursos y estrategia. Centra los esfuerzos que dedicas a buscar métricas acertadas en los blogs y conferencias, en fabricar 2 o 3 métricas que midan tus esfuerzos y te lleven donde quieres ir. Medir es importante, pero es el objetivo.

5. Haz una fiesta, no un entierro. Si publicas muy a menudo, si cuentas todo, si compartes a cada 15 minutos, si cada cosa que haces es el acontecimiento del año o si cada post que publicas es el mejor post del mes, bueno, empezarás a pasar desapercibido (ignorado sería la palabra idónea). En cambio, si eliges aparecer en el momento adecuado, en el lugar adecuado en la plataforma adecuada con el contenido adecuado, el público lo agradecerá.

6. Deja a un lado social media y conviértete en la persona que hace que el cambio suceda. Trabaja por llevar a cabo tu idea, proyecto o trabajo de manera brillante, para eso ayúdate de social media, es un complemento, no un sustitutivo. No hay ciencia alguna más que trabajar de manera sobrecogedora en aprender de la caída, levantarte con la misma pasión y estar dispuesto a intentar diferente pero con el mismo propósito.

Vía: Isra García

A %d blogueros les gusta esto: