¿Debería cambiar su nombre el Internet Explorer?

¿Debería cambiar su nombre el Internet Explorer?

ACTUALIZADO:

Este artículo fue publicado originalmente en agosto de 2014.  Cuando hice mi análisis desde la óptica del marketing sugería que Microsoft tenía que rediseñar su estrategia de marca con respecto al IE. Unos meses después, prácticamente siguieron mi sugerencia, a pesar que algunos colegas me decían que “eso es muy costoso” o “Microsoft no se va a echar para atrás, acaban de lanzar el IE 11”. Pues el tiempo aparentemente me está dando la razón.

Debemos tener miedo al cambio…?

Hace unos días el equipo de Internet Explorer participó en una charla en Reddit, entre los muchos temas destacaron los relacionados con el futuro nombre de este navegador. El equipo de Microsoft contó que para la versión 11 de Internet Explorer consideraron cambiar el nombre, pero también aseguraron que esta medida (que ya sabemos que no tomaron) no está descartada, asegurando que aún consideran viable un cambio de nombre para una futura versión. ¿La historia sería diferente hoy en día de haberse cambiado el nombre al salir el Internet Explorer 11? Es muy probable que sí, aunque personalmente creo que no, más adelante les diré porque.

Un cambio de nombre habría dado un mensaje distinto. Me da la impresión que los encargados del proyecto desaprovecharon la oportunidad de renovarse, de que los usuarios olvidáramos un tanto el pasado accidentado, vulnerable, engorroso de Internet Explorer. Claro que el nombre no lo habría sido todo, obvio. Tal vez habría resultado contraproducente, dar a entender que se trataba de un nuevo navegador y encontrarse con lo mismo. Pero eso ya no lo sabemos muchos si no usamos Internet Explorer. En fin, un círculo del que no se sale. Pero sin duda el cambio debe ser integral y no solo de nombre o imagen.

En la charla de Reddit el día de hoy en la modalidad “Ask Us just about Anything”, también dieron a entender que ellos apuestan a su proyecto dado que cambió sus políticas de actualización, haciéndolas automáticas a partir de la versión 10. Además que dejarán de tener soporte técnico las versiones antiguas en 2016.

Lo cierto es que no han abandonado la idea de un cambio de nombre para una siguiente versión. Esperemos ver que sigue para Internet Explorer, aunque a decir verdad me tomó por sorpresa saber que se trata del segundo explorador más usado, los datos de los navegadores se pueden consultar en StatCounter (aunque no me fío mucho de estos datos).

¿Qué piensas al respecto, crees que Internet Explorer estaría contando otra historia de haber cambiado su nombre e imagen para la versión 11? Y si cambia el nombre del navegador de Microsoft en una versión posterior, ¿le darías oportunidad? Creo que el cambio de nombre debe venir con una auténtica revolución en el tipo de navegación que conocemos, si es solo una mejora de lo que ya conocemos, pues creo que deben mantener el nombre. 

A %d blogueros les gusta esto: